miércoles, 24 de agosto de 2016

La Rioja: se crea el programa de Investigación Científica y Tecnología Sanitaria y Médica

Resultado de imagen para investigacion cientifica y tecnologicaLey 9.848 - Provincia de La Rioja

Se crea el programa de Investigación Científica y Tecnología Sanitaria y Médica

Sanción: 16 de Junio de 2016
B.O: 2 de Agosto de 2016

Síntesis: Programa de Investigación Científica y Tecnología Sanitaria y Médica. Creación. Destinado a la Promoción de la Investigación Médica en el ámbito provincial en el Sistema de Salud y en las Instituciones Universitarias. Objetivos.

lunes, 22 de agosto de 2016

Aborto: una mirada desde la evidencia científica

Según los nuevos datos mundiales la penalización de la práctica no impide que las mujeres aborten.

Ocho de cada 10 embarazos no deseados en los países en desarrollo se producen entre las mujeres que tienen una necesidad insatisfecha de anticonceptivos modernos.Recientemente revista Lancet (una de las más prestigiosas del mundo) publicó una serie de datos (en combinación con la OMS y el Instituto Guttmacher) que estaría muy pero muy bueno que los conozcan, que los analicen y que actúen en consecuencia.

Para arrancar con los ojos bien abiertos empecemos sabiendo que en el mundo uno de cada cuatro embarazos termina en aborto. Esto es algo así como aproximadamente 56 millones al año. Si, 56.000.000 (cuando uno pone mucho ceros se da cuenta del valor enorme que representa). Mucho pero mucho.

De todos esos millones de abortos si los dividimos entre países desarrollados y no desarrollados se observa que en los últimos 25 años en los estados más adinerados y con políticas destinadas sobre todo a la anticoncepción la tasa disminuyó significativamente. En cambio, en los países en vías de desarrollo, o sea lo más pobres y sin políticas destinadas a la disminución de las tasas abortivas, obviamente la tasa se mantuvo constante.

¡Qué bueno que no subió! Podrías decir, pero dado la población creciente esa constante significa un aumento en la cantidad de abortos. Dentro de esos porcentajes tenemos el orgullo latino de ostentar el aumento más alto del mundo de 23% a 32%, mientras que en Asia del Sur y Central (de 17% a 25%), y en África del Sur fue de 17% a 24%.

Si bien nos sorprende, suena bastante lógico que si no se hace nada para prevenir algo, ese algo se va a agrandar. Ponele el nombre que quieras, desidia, pereza, incompetencia, religión, falta de voluntad política, y miles de etcéteras más. Todas esas palabras son sinónimos de mucha gente que muere por intentar tapar el sol con la mano.

Pero lo “mejor” está por venir.

Básicamente el dato más importante es que según los nuevos datos mundiales la penalización del aborto no impide que las mujeres aborten. Es decir que el número de abortos cada 1.000 mujeres es similar (entre 34 a 37) en los países donde el aborto está absolutamente prohibido y los países donde las leyes permiten abortar. Si, así de simple, que te lo prohíban no cambia nada. Bah si, cambia y mucho.

¿Qué cambia?

La calidad de vida de esas mujeres.

¿Por qué?

Porque se estima que en los países en vías de desarrollo, en donde las leyes de aborto tienden a ser altamente restrictivas, unas 6,9 millones de mujeres recibieron tratamiento por complicaciones de abortos inseguros. O sea, se mueren o la pasan mal por hacer un aborto en condiciones nefastas de salubridad.

En otras palabras asegurarse que las mujeres (y sus parejas) tengan acceso a métodos y estrategias en las cuales se les dé la posibilidad de optar y que, por supuesto, tengan una amplia gama de información disponible es una manera consistente y correcta de mantener políticas adecuadas de salud pública.

¿Y por qué decimos esto?

Fundamentalmente porque se estima que existen 225 millones de mujeres que viven en regiones en desarrollo que tienen una necesidad insatisfecha de anticonceptivos modernos. Es decir, que quieren evitar un embarazo pero, o bien no están usando anticonceptivos , o están utilizando métodos tradicionales, que pueden tener altas tasas de fracaso.

La otra cara de esta demanda se observa en que la mayoría de las mujeres en situación de aborto llegan a ese estado porque no tenían intención de quedar embarazadas. Y que el 81% de los embarazos no deseados en dichos países en desarrollo se producen entre las mujeres que tienen una necesidad insatisfecha de anticonceptivos modernos. Todo cierra.

Entonces ¿Cuál podría ser una posible solución?

Una opción muy válida y coherente con los resultados científicos sería satisfacer la necesidad insatisfecha de anticoncepción para la reducción de los embarazos no deseados, abortos y nacimientos no planificados.

Que sepan estos datos es mucho. Que entiendan que la ciencia nos acerca a la verdad es mucho más. Que a partir de este conocimiento exijamos políticas basadas en envidencias científicas, es todo.

Más ciencia, más que nunca, es más libertad.

Fuente: Clarín (Dr. Fabricio Ballarini. Investigador CONICET. Laboratorio de Memoria, IBCN, Facultad de Medicina (UBA)

jueves, 18 de agosto de 2016

La OPS reclama información más clara sobre los alimentos

Busca que se aplique a los productos procesados y ultraprocesados.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) reclama información más clara sobre los alimentosUna herramienta elaborada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para clasificar límites de azúcares libres, sal, grasas, grasas saturadas y ácidos grasos trans en los alimentos envasados promete encender algunas hogueras en el campo minado de la nutrición.

El documento, titulado Modelo de Perfil de Nutrientes, se presentó ayer en la sesión inaugural del Congreso de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota) y, entre otras cuestiones, desalienta el consumo de productos procesados y ultraprocesados (ver aparte), y desaconseja cualquier nivel de edulcorantes, naturales o artificiales. 

"Este instrumento proporciona información basada en la mejor evidencia científica", afirmó la doctora Chessa Lutter, asesora principal en nutrición y alimentación de la OPS, e investigadora de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

Lutter, que inició su presentación aclarando que no tenía ningún conflicto de interés, explicó que con la más alta prevalencia de obesidad y sobrepeso del planeta (62% en adultos mayores de 20 años, y una tendencia creciente que ya ronda entre el 20 y el 25% en chicos y adolescentes), los países miembros de la OPS pidieron en octubre de 2014 la elaboración de esta herramienta para ayudar a distinguir alimentos y bebidas saludables de los no saludables. Su formulación estuvo a cargo del reconocido nutricionista chileno Ricardo Uauy, como presidente del equipo que integraron Carlos Monteiro, Juan Rivera, Lorena Rodríguez, Dan Ramdath y Mike Rayner. En representación de la OPS participaron Enrique Jacoby, Chizuru Nishida y la propia Lutter. 

Basado en publicaciones de la OMS y la FAO, el modelo define la ingesta máxima diaria de nutrientes y clasifica los productos alimenticios entre los que contienen una cantidad "excesiva" de uno o más nutrientes críticos si su contenido es mayor que el nivel máximo correspondiente recomendado por la OMS.

"También agrega otra sustancia sobre la que la OMS no tiene posición, pero que a juicio de los expertos debía incluirse: son los edulcorantes naturales y artificiales no calóricos -subrayó la especialista-. Conducen a una habituación al sabor dulce y promueven el consumo de alimentos y bebidas dulces. Es muy importante desaconsejarlos, sobre todo en los chicos, porque tienen implicancias en sus gustos y preferencias para toda la vida."

Además requiere el etiquetado obligatorio de los alimentos envasados con declaración del contenido de energía, sodio, azúcares totales, grasas totales, grasas saturadas y grasas trans, y una lista de todos los ingredientes del producto, incluidos los edulcorantes sin azúcar, que "deben declararse en cualquier cantidad y restringirse en las escuelas".

Para el doctor Sebastián Laspiur, ex viceministro de Salud de la Nación y ahora funcionario de la OPS, "tal como se hizo en el caso del tabaco, es importante regular para orientar las elecciones del consumidor".

"Los consumidores deben ser conscientes de estas recomendaciones -dijo Lutter-. Por ejemplo, el ketchup, la mostaza, las sopas... todos tienen azúcar agregado. No queremos estigmatizar alimentos, pero el etiquetado frontal ayudará a que la gente no compre sin saber."

Los especialistas esperan que este perfil nutricional se aplique a la restricción de la comercialización y publicidad de alimentos y bebidas "malsanos" para los chicos; a la reglamentación de los alimentos en el entorno escolar; al uso de etiquetas de advertencia en el frente del envase; a la definición de políticas impositivas para limitar el consumo de alimentos no aconsejados; la evaluación de los subsidios agropecuarios, y la selección de alimentos proporcionados por programas para grupos vulnerables.

"Cuando empecé a estudiar Nutrición, los ultraprocesados se utilizaban circunstancialmente, algún fin de semana, no estaban en las alacenas de la cocina", observó la doctora Rosa Labanca, directora del Centro de Asistencia, Docencia e Investigación de la Saota.

"Es una herramienta maravillosa -coincidió el doctor Julio Montero, ex presidente de la Saota-. Debe aplicarse no sólo a las políticas públicas, sino también a la práctica privada en la prescripción de alimentación y de dietas."

La clasificación según la entidad

Procesados

Hortalizas en salmuera o encurtidos; extracto o concentrados de tomate (con sal o azúcar); frutas en almíbar; carnes saladas, ahumadas o curadas; quesos y productos horneados, entre otros

Ultraprocesados

Snacks envasados, galletitas, helados, golosinas; bebidas gaseosas; jugos endulzados y bebidas energéticas, y cereales endulzados, entre otros.

Fuente: La Nación

martes, 16 de agosto de 2016

Lanzan un 0800 para pacientes con enfermedad de la piel

Es para quienes padezcan hidradenitis supurativa, una afección muy dolorosa que se presenta más en mujeres que en hombres. La Sociedad Argentina de Dermatología espera tener listo un registro para fin de año con el propósito de obtener datos epidemiológicos en la Argentina.

Lanzan un 0800 para pacientes con enfermedad de la piel
Es tan frecuente como la psoriasis y el melanoma cutáneo pero el diagnóstico correcto puede demorar ocho años. La hidradenitis supurativa es una enfermedad inmunológica, inflamatoria, crónica y recurrente de la piel, más común en mujeres que en hombres. Pero fundamentalmente es una afección que lacera profundamente  la vida social de quien lo padece.

Se la llama incluso "acné inversa" por las lesiones dolorosas que se presentan, como nódulos, abscesos, fístulas y cicatrices que se visibilizan en áreas donde crece el vello, como la ingle, las axilas o entre los glúteos, y en donde la piel se roza con otra, como los muslos o debajo de los senos en las mujeres.

¿Pero por qué afecta tan fuertemente a los pacientes? Porque los abscesos suelen romperse, drenando pus con un olor desagradable que pueden manchar la ropa y en algunos casos se forman túneles que conectan las lesiones por debajo de la piel.

"Estamos asistiendo a una catástrofe en los pacientes. Pacientes que se aíslan, estigmatizados, que no entienden si es contagiosa o no la enfermedad cuando no lo es; pacientes que terminan por no mantener relaciones sexuales por tener lesiones en la zona inguinal  o perianal y a veces hasta terminan en la ruptura de pareja; pacientes que pierden el trabajo por inasistencias o porque no tienen ni siquiera un diagnóstico que demuestre que están enfermos", explicó el doctor, Alberto Lavieri, dermatólogo de planta del hospital Pirovano, durante el congreso de Dermatología que se llevó a cabo en la ciudad de Salta.

De hecho, las tasas de licencia por esta enfermedad son más altas y los pacientes, al sentirse avergonzados, suelen evitar hablar del tema incluso con su familia. Y hasta, en algunos casos tienen serias dificultades para mantener relaciones sexuales porque sienten vergüenza de  sus lesiones.

La hidradenitis supurativa puede aumentar su severidad conforme pasa el tiempo, por eso es fundamental que se diagnostique y se trate de forma temprana.  Es importante saber que suele ser abordada por varios especialistas, como el dermatólogo, el médico general y el cirujano.

"Durante muchos años hemos tenido muy pocas posibilidades de tratamiento porque no teníamos desarrollado moléculas para tratar donde se origina la enfermedad, que es la inflamación. Hoy por hoy podemos ofrecerle más alternativas a los pacientes", señaló la Dra. Mariana Papa, jefa del servicio de Dermatología de la clínica universitaria Reina Fabiola de la Universidad Católica Argentina de Córdoba.

De hecho, la ANMAT aprobó hace poco el primer tratamiento biológico para pacientes con hidradenitis supurativa de grado moderado a severo que no hayan tenido una respuesta adecuada a los tratamientos sistémicos convencionales.

La dificultad del diagnóstico

Si bien se desconoce sus causas, nada tiene que ver la mala higiene en esto. No obstante, se cree que su desarrollo está relacionado a una respuesta anormal del propio sistema inmune del cuerpo. Y como no hay análisis de laboratorio o patológicos que permitan detectarla, un paciente puede demorar más de ocho años en acceder al diagnóstico correcto.

"El paciente comenzaba un circuito en una guardia y se encontraba que le daban una solución de guardia para un día y en este tránsito terminaba de 10 a 15 años después pululando por diferentes especialidades médicas, a veces para obtener un diagnóstico y finalmente cuando podía a un tratamiento para acercar a mejorar las posibilidades de vida de él, porque es una enfermedad que fue muy confundida con otras cosas", explicó el doctor Claudio Greco, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología y del grupo de Hidradenitis Supurativa. 

Identificar y ayudar

A fin de colaborar con los pacientes, la Sociedad Argentina de Dermatología lanzó una línea telefónica gratuita (0800-220-2284) para quienes sospechan que puedan tener la enfermedad y necesiten información.

Además, se está elaborando un registro de pacientes, para tener datos reales de la prevalencia de esta afección en la Argentina. Se prevé que va a arrojar los primeros resultados a fin de año.

"Dentro de las patologías dermatológicas esta es la que más impacto tiene en la calidad de vida de los pacientes, lo que tiene un costo elevadísimo para el Estado, para la sociedad, y de esta manera, podemos ayudar para que esta gente no quede marginada y pueda insertarse laboralmente", explicó el Dr. Mario Bittar, docente de la Universidad de Cuyo.

De esta manera, los profesionales que tengan pacientes con hidradenitis supurativa pueden cargar por internet los datos de un paciente anónimo con el propósito de poder acceder a datos epidemiológicos en un corto plazo.

Fuente: Diario Popular